SAN MARTIN DE LOS ANDES

23.02.2020

Esta ciudad a la que ya habíamos conocido unos 14 años atrás, realmente no defrauda.

Habíamos pensado hacer un itinerario un poco más nómade: 3 días acá, 2 allá y 3 más en otro lado, pero la realidad es que con #hijos pequeños iba a ser todo un caos, y decidimos hacer base en San Martin para, desde allí, recorrer las bellezas de los alrededores; sabia decisión.

No arrancamos de la mejor manera, porque tuvimos un imprevisto el día antes de salir con el auto que ibas a alquilar desde #Temuco para cruzar (tema papeles y tiempo de residencia en Chile que nos informaron mal) así que el viaje arrancó saliendo de casa en nuestro propio auto con un trayecto de más de 12 horas por delante, no fue sencillo, no estamos acostumbrados a largas distancias en coche, pero lo pudimos sortear y valieron cada una de esas horas que nos tomó llegar.

El cruce fue bastante rápido, decidimos hacerlo por #mamuilmalal de un lado el Parque Nacional Villarica del otro Parque Nacional Lanín, un volcán que te despide y otro que te da la bienvenida; eso sí que es hermoso.

En San Martin nos alojamos en #chapapituca un complejo de cuatro cabañas en las afueras de la ciudad, en el barrio Chapelco, con una vista increíble. Las cabañas cuentan con cocina bien equipada y parrilla individual. La nuestra tenía dos habitaciones más un entrepiso, en la habitación de los niños, con una cama extra que fue ocupada por mi #hermanamenor .

El lugar esta en un predio enorme donde, además, se encuentra un restaurante #malajunta con una muy buena carta, una opción valida para alguna noche que no se quiera cocinar. Además ofrecen el desayuno (con costo aparte). Cuenta con varios espacios para descansar, un tanque australiano convertido en pileta/piscina y un horno a leña disponible para los huéspedes. Se los recomiendo si están con auto.

Nuestro itinerario fue variado y adaptado a algunos días que nos tocaron con lluvia, llegamos a hacer todo lo que queríamos excepto #Bariloche, quedará para la próxima, porque sí, vamos a volver, otra vez. 

Lo que hicimos:

1) Villa Traful: es una pequeña villa turística dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. De la última vez que habíamos ido (14 años atrás) la recordaba bastante distinta de lo que la encontré, muchísima más infraestructura, tanto en restaurantes como en alojamientos y mucho más poblada. A 100 km de San Martin (hay un tramo que es de rípio) este lugar es una belleza, un bosque sumergido en un lago enorme de aguas frías. La playa es angosta pero disfrutable, #hijos se metieron con traje de agua y nosotros tomamos mate, aprovechando el día de sol y el paisaje. Les recomiendo comer trucha, es el plato por excelencia del lugar, y los helados y chocolates son una buena opción a la hora del postre.

2)Camino de los 7 lagos y Villa La Angostura: para llegar a Villa La Angostura desde San Martin de los Andes se recorre la #ruta40 y se puede ir parando en los lagos que unen ambos lugares: Lago Lacar/ Lago Machónico/Lago Falkner (aquí les recomiendo no solo para a sacar fotos, aprovechen la hermosa playa que tiene)/Lago Villarino/Lago Escondido/Lago Correntoso/Lago Espejo (este lago también tiene una hermosa playa que vale la pena conocer).

Después de este recorrido llegamos a Villa La Angostura, donde dimos una vuelta por el centro, almorzamos y después nos fuimos a la playa. Hay varias playitas donde se puede disfrutar del agua (siempre fría pero mucho mejor que en Villa Traful); nosotros fuimos a "Playa La Tranquera", es angosta, con arena gruesa, y rodeada de verde, maravillosa.

3)Mirador Bandurrias y La Islita: uno de los días que nos toco con lluvia por la mañana, referescando durante el día, decidimos hacer una caminata. Este mirador se encuentra en tierras mapuches, se accede hasta un sector donde, se deja el auto y se paga una entrada de $50 por adulto. Desde allí se emprende una pequeña caminata hasta el mirador. Para aquellos que quieran hacer una caminata un poquito más larga se puede dejar el auto en un sector mucho más abajo. Es sendero de unos 5 km con subidas y bajadas, árboles gigantes y pequeños balcones con vista a la ciudad de San Martin,  hasta llegar a la entrada del mirador. 

Una vez recorrido el mirador se puede acceder hasta La Islita, un sector con parrillas para pasar el día, o para recorrer en una corta caminata, como hicimos nosotros.

4)Quila -Quina: Una hermosa playa a 18 Km de la ciudad dentro del Parque Nacional Lanin, propiedad de la comunidad mapuche churruinca. Rodeada por un bosque de pellín. Se puede acceder por medio de una navegación desde la ciudad de San Martín de los Andes o bien por tierra, es un camino de ripio con una vista imponente ya que se va ascendiendo hasta alcanzar los 900 msnm. El día no nos acompaño para disfrutar en pleno de la playa y el agua pero pudimos descansar con el telón de fondo: El majestuoso Lago Lacar.

5)Cascada Ñivinco: dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, este sendero se encuentra en mitad del camino entre San Martin de Los Andes y Villa La Angostura sobre la #Ruta40. Es una caminata de una hora de ida y vuelta donde hay algunas subida nada complejas para hacer con #niños. Les recomiendo llevar calzado cómodo para la caminata (zapatillas) y además llevar ojotas/chalas o crocs, cualquier tipo de calzado que sirva para cruzar pequeños arroyos con agua fría y llenos de piedras.

Una vez que llegamos a la cascada, se puede descansar ahí mismo o subir por un pequeño sendero de unos 10 minutos hasta una parte más panorámica de la cascada, donde las vista es magnífica.

6)Playa Yuco: es una bahía en el Lago Lacar con diferentes playas de agua verde esmeralda y celeste profundo, rodeadas de arrayanes. Ideal para disfrutar en familia. Se accede con auto hasta los estacionamientos y después se camina hasta alguna de las playas que hay, nosotros nos decidimos por una que tenía un sector muy tranquilo para estar con árboles y enfrente unas rocas enormes donde fuimos a tomar sol y que usamos de plataforma para zambullirnos al lago.

7)La ciudad de San Martin y su gastronomía: recorrer el centro de la ciudad es algo que se puede hacer tranquilamente a pie, se puede ir a almorzar, cenar o bien a merendar, hay opciones para todos los gustos, acá unas recomendaciones de lo que nosotros probamos:

Almuerzo en Merkén: con una carta con variedad de fiambres, quesos y cervezas decidimos ir un mediodía y probar una picada con unas ricas cervezas de la zona. Ofrecen además, distintos platos, #hijos comieron hamburguesas caseras.

Cena en Lo de Betty (fondue): creo que con la presentación no hace falta aclarar más nada. Atendida por la mismisima Betty es una delicia todo, desde la fondue de queso hasta la de chocolate. Betty nos orientó en cómo armarla para que comamos bien todos (chicos y grandes) y lo más importante, que nos quede espacio para el postre.

Merienda en Richie: chocolate amargo, chocolate en rama, chocolate con leche, animalitos de chocolate, torta de chocolate, bombón de chocolate, chocolate caliente y un sin fin más de opciones a la hora de elegir qué merendar o llevarse para el postre. Nosotros fuimos por la opción de chocolate caliente + waffle con helado y frutos rojos (liviano).


Estas fueron nuestras vacaciones en San Martin de Los Andes, ojalá les sirvan los datos y sobre todo, los aliente a elegir este lugar como destino.